//
you're reading...
actualidad, Libros, Literatura

ESCRITO ESTÁ (VI:2016)


WP_20160504_003blog

(…)

Ahora ya no se encuentran gentes como los Bramley; la radio, la televisión y el coche han llevado el mundo exterior hasta los lugares más aislados, de modo que las personas sencillas que uno solía encontrar en las granjas solitarias se están convirtiendo rápidamente en gentes como todas las demás. Quedan unos pocos, claro, personas de edad que se aferran al estilo de vida de sus padres y, cuando tropiezo con ellos, me gusta tener alguna excusa para sentarme y conversar y escuchar los viejos dichos y expresiones del Yorkshire, que casi ha desaparecido.

(…)

(…)

-Vamos, Nugent -dijo-, sé buen chico y deja que te examine tu tío Herriot.

Con eso bastó. Ahogando mis mejores sentimientos, agarré aquel rabito y sostuve a Nugent casi cabeza abajo mientras le tomaba la temperatura. Luego le ausculté con toda seriedad el corazón y los pulmones, le examiné los ojos, pasé los dedos por sus patas y les hice flexión.

La espalda de la cocinera irradiaba su desaprobación más rotunda, pero yo proseguí tercamente. Había descubierto que tener un sobrino canino encerraba muchas ventajas. No se trataba únicamente de los regalos frecuentes -y aún podía saborear los magníficos arenques que Tricki me enviara desde Whitby- sino que el toque de suavidad en mi vida tan dura, el jerez antes del almuerzo, el calor y lujo de la chimenea de la señora Pumphrey… En mi opinión, y si ahora se me lanzaba a los brazos a un sobrino porcino, el tío Herriot sería el último en oponerse a los designios inescrutables de la suerte.

(…)

(…)

-Una visita a los jubilados, ¿eh? Por Dios, que el viejo John se conoce bien el camino.

-Los visita con regularidad ¿no?

-¿Con regularidad? Todos los días que usted quiera puede verlo bajar hasta allí. Con lluvia, con viento, con nieve… no falla. Y siempre les baja algo: un poco de paja, un saco de grano…

-¿Y lleva doce años haciéndolo?

El hombre abrió el termo y se sirvió una taza de té.

-Sí, esos caballos no han trabajado nada en todo ese tiempo, y podía haber cobrado buen dinero por ellos del comerciante de carne de caballo. Una chifladura.

(…)

TODAS LAS CRIATURAS  GRANDES Y PEQUEÑAS de James Herriot

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

xornaleira

Vive el momento

mayo 2016
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: